miércoles, 12 de agosto de 2015

Pota guisada con patatas

Buenas ¿cómo va la semana?,  en Sevilla parece que el calor da una tregua , precisamente  por eso traigo un plato de cuchara bien rico , bastante sencillo de preparar  y que os va a encantar. Intento ir cocinado platos nuevos, adaptado a recetas que ya conozco o simplemente improvisando y eso fue exactamente lo que hice en esta ocasión pero antes de pasar a la receta vamos a hablar un poco de la pota o lo que es lo mismo calamar gigante. 
 La pota o calamar gigante  también es conocida como luras  o jíbias en sudamérica.
La pota tiene las mismas propiedades nutritivas que el calamar, bajo aporte en grasas, aporta proteínas, destacan las vitaminas b3 y b12 y minerales como el potasio, magnesio y el fósforo.
La textura es más basta, así como el sabor, aunque diferentes calidades ninguno supera al calamar.
La pota es mucho mas económica que el calamar, podemos encontrarlo en distintas presentaciones dependiendo de su tamaño, enteras, en tiras, anillas o simplemente enteras. 

O recuerdo que podéis seguirme también en las redes sociales
en Facebook podéis encontrarme pinchando en el siguiente enlace: 
https://www.facebook.com/cocinaparapobres








Ingredientes para 1 kg de pota:
  • 1 kg de pota 
  • 1/2 kg de patatas
  • 1 cebolla
  • 1 tomates maduro
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 pimiento rojo de freír 
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 1 vaso de vino blanco. 
  • 1 vaso de agua 
  • sal
  • perejil
  • 1 hoja de laurel
  • 1 guindilla
  • aceite de oliva virgen extra (aove) 

Limpiamos y troceamos la pota, reservamos. 
Ponemos un poco de aceite en una perol donde preparamos un sofrito, empezamos dando un poco de color a los ajos pelados y picados, agregamos la cebolla picada, el pimiento y  la guindilla.
Cuando el sofrito casi está hecho agregamos el tomate pelado y cortado a dados, dejamos al fuego hasta que el tomate se haga, suelte su jugo y reduzca el líquido que este suelta. 
Pasamos el sofrito por la batidora, lo ponemos de nuevo  en la olla junto a la pota, el laurel y un poco de sal, dejamos cocinar un par de minutos.
Agregamos  el vaso de vino, el de agua, una cucharada de pimentón y un poco de perejil. 
Dejamos al fuego  45 minutos, agregando si fuera necesario más líquido, pasados los 45 minutos agregamos las patatas peladas y troceadas, rectificamos de sal si fuera necesario y cocinamos 20 minutos mas.

Este tipo de guisos a mi me encantan, podemos acompañar de pan para mojar, machacar las patatas con el tenedor  que mezcladas con la salsita y y la pota está tremenda.. Espero que os guste. 















5 comentarios:

  1. me parece una receta estupenda
    en casa la hacemos parecida
    un besito

    ResponderEliminar
  2. me encanta el guiso de pota y se ve delicioso! bicos

    ResponderEliminar
  3. Me encantan esos guisos, te quedas bien completito ...y de postre ese rico puding...no se puede pedir más !!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Que ricos estos guisos que te quedan el cuerpo estupendamente para todo el día.Bssss cielo

    ResponderEliminar
  5. Que guisito más rico!! Invita a mojar mucho mucho mucho pan.
    Que la calor haya dado tregua en Sevilla si que es vivir para ver, alucinante! jaja habrá que disfrutarlo mientras dure.
    Un beso Magda.

    ResponderEliminar