miércoles, 22 de abril de 2015

Tarta de fresa y queso light


¡Buenas ! ¿cómo va la semana? a mi se me está pasando volando  por lo que pensando y en el fin de semana os traigo una receta de rechupete, apta para dietas , llena de sabor, sencilla de hacer  y seguro que os encanta. 
La idea era hacer una tarta de queso, pero el molde que tenía desmoldable era grande por lo que la capa de queso quedó baja, aprovechando que tenía fresas maduras en casa,   pensé que una  capa generosa con sabor a fresas sería buena combinación con el resto. Os animo a preparar la tarta, a quien la  probó le ha encantado así que ni lo dudéis. 
https://www.facebook.com/cocinaparapobres













Ingredientes:

  • 3 yogures naturales 0 % ( 375 gr )
  • 300 gr de queso de untar light 
  • 6 láminas de gelatina neutra (9 gr si usamos gelatina en polvo)
  • 1/4 vaso de leche
  • edulcorante líquido  
Base:
  • 180 gr de galletas integrales digestivas 
  • una cucharada de mantequilla
  • una cucharada de ron miel 
Cobertura:
  • 800 gr de fresas troceadas 
  • un poco de agua 
  • edulcorante líquido
  • 4 láminas de gelatinas 
Trituramos las galletas y las mezclamos con una cucharada de mantequilla derretida y unas cucharadas de ron miel, este último podemos  sustituirlo por otro licor sin alcohol  o incluso leche. Extendemos la pasta obtenida en la basa de un molde desmoldable, el cual previamente hemos forrado con papel de hornear. 

Hidratamos  6 láminas de gelatina neutra, para ello las ponemos en un cuenco con  agua fría.

Batimos el queso con  el yogur, el edulcorante líquido. Escurrimos las láminas de gelatinas y las disolvemos   en leche calienta (1/4 vaso). Agregamos la gelatina a la  mezcla de queso y yogur moviendo bien y vertemos la mezcla en el molde. Dejamos cuajar un poco.

En un cazo ponemos las fresas troceadas con edulcorante y un poco de agua, dejamos cocina a fuego suave 30 minutos, pasamos por la  batidora. 




Hidratamos las láminas de gelatinas, escurrimos y agregamos  las fresas, movemos bien para mezclar y con cuidado una vez templado agregamos en el molde, sobre la capa de queso. 
Dejamos en la nevera hasta que haya quedado bien cuajada , yo deje la tarta desde la noche anterior enfriando. 

9 comentarios:

  1. Una tarta deliciosa, fresquita e ideal para aprovechar hasta el último momento la temporada de fresas y "pecar" sin remordimientos. Me encanta.
    Feliz miércoles!!

    ResponderEliminar
  2. Adoro tartes de queijo e esta com morangos ficou linda e bem ao meu gosto
    bjs

    ResponderEliminar
  3. Qué tarta tan vistosa! Así me gusta la repostería... Sencilla y sin complicaciones. Una receta fantástica!

    Tengo nueva receta:

    http://micocinitadejuguete.blogspot.com.es/2015/04/refresco-de-lima-con-albahaca-y-frambuesas.html

    ResponderEliminar
  4. Te ha quedado preciosa, con un color espectacular que da gusto ver, y desde luego seguro que es un bocado delocioso. Mil besicos cielo

    ResponderEliminar
  5. Una carta fantástica, me apunto la receta, te espero en mi blog un saludo de sole

    ResponderEliminar
  6. Respuestas
    1. Pilar debes poner un par de cucharadas y probar, si te sabe poco dulce ir añadiendo hasta que te guste el resultado.

      Eliminar