sábado, 11 de junio de 2016

Roscos de naranja, receta de mi madre

Parece mentira que después de tantos años publicando recetas, esta tan vinculada a mi , a mi familia, a mis primeros contactos con la cocina, aún no está compartida.



Hoy es mi cumpleaños,  33 primaveras ya las vividas , es sorprendente como aunque los días duren lo mismo  parece que cada vez  pasan más y más rápido. No soy esa clase de persona que tenga problema por cumplir años, se reste edad o se sienta triste por ello.. soy de las que se alegra de cumplir ya que es señal de esta viviendo.Fijaros donde llega la cosa que hay veces que tengo que contar para saber cuantos  años tengo.




Durante todos estos años he pensado demasiado en o qué y como hago, seguramente dando importancia a muchas cosas que no merecían ni un segundo de mi tiempo, lo que cuenta es lo que vivimos y tenemos que hacerlo sin miedo, si nos equivocamos volvemos a empezar, si algo sale mal, seguro que la próxima irá mejor, que te da miedo.. al menos intentalo.

No puedo quejarme para nada de como me trata la vida, me siento muy afortunada, y aunque al igual que todo el mundo tengo mis mas y mis menos, siempre intento sonreír y ser positiva. 



Ingredientes:
  • 2 huevos
  • 1/2 vaso de zumo de naranja
  • 1/2 vaso de azúcar
  • 1/2 vaso de aceite de semilla
  • ralladura de piel de naranja
  • 1 sobre de levadura en polvo (15 gr)
  • harina
  • azúcar y canela
Batimos los huevos junto al azúcar, el azúcar vainillado y el zumo de naranja, incorporamos la ralladura de naranja y el aceite.
Poco a poco vamos agregando la harina junto a la levadura, y mezclamos,  primero con una cuchara de palo aunque llegará un momento que habrá que amasar con las manos, es lo mejor.


Debe resultar una masa homogénea, manejable pero no compacta, de hecho es preferible que quede suelta, un poco pegajosa.  Dejamos reposar la masa 30 minutos.
vamos tomando porciones de masa, con la ayuda de las manos damos la forma de rosco, o bien hacemos un churrito y no unimos por un extremo, a una bolita de hacemos un hueco con los dedos en el centro, os usamos molde. Siempre que sea necesario. pondremos un poco de harina en nuestras manos para poder manejar la masa. 

Ponemos al fuego un perol o sartén con aceite de semilla, lo ponemos a fuego medio. Para saber si ya esta lo suficientemente caliente, echamos un pellizquito de masa, cuando esta suba y la veamos que empieza a freírse, estará todo listo para empezar. 
Debe quedar espacio suficiente entre los roscos para que suban y se hagan bien, una vez que los pongamos al fuego  , una vez pongamos los roscos en el aceite se irán al fondo de la sartén aunque al momento suben a flote, dejamos un par  minutos, el tiempo justo para que tomen color y damos la vuelta.



Una vez hecho por ambas caras ponemos en un recipiente con papel absorbente y una vez tibios pasamos por la mezcla de azúcar y canela. 
Si podéis resistir, esperar a que estén fríos y a disfrutar, sino.. a comer se ha dicho. 


6 comentarios:

  1. Di que si, cumplir estos poquitos años es una bendición los míos ya es otra cosa pero me alegro enseguida viendo tus roscos familiares.Bssss

    ResponderEliminar
  2. Qué maravilla de roscos, seguro que están deliciosos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. No, yo no me resisto a unos roscos tan maravillosos. Tampoco me resisto a cumplir años aunque, como tu, tenga que echar cuentas de cuántos son, jajajaj.

    ResponderEliminar
  4. lo voy a hacer! me encantan los roscos!!!gracias jovencita!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Qué es el aceite de semilla?
    No dices la cantidad harina que se necesita!
    Gracias por ampliar esta información.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!, el aceite de semilla es el aceite de semilla de girasol, respecto al harina, no pongo cantidad porque no la hay exacta, debes poner la harina que admita.¿Cómo se calcula eso? Muy sencillo, tienes que irla agregando poco a poco y amasando, la masa debe quedar preferiblemente un poco "pegajosa" ya que una vez que la vamos a trabajar nos podemos poner un poco de harina en las manos para trabajarla . Espero haber aclarado tus dudas, sino, para cualquier cosa aquí estoy.

      Eliminar