miércoles, 31 de agosto de 2016

Coca de uvas

Me gustaría cerrar este mes con una receta dulce que preparé este fin de semanas, después de unos días no tan dulces, ya que el  lunes 29 le dijimos adiós a uno de nuestros perros, nuestro querido Tete .
Después de una larga temporada de medicación, lucha , altibajos, esperanzas.. después de todo, dió un bajón bastante considerable, tanto que de la noche a la mañana tras una gran subida de tensión perdió por completo. A pesar de  lo mayor que era y las otras enfermedades que tenía se iba adaptando,  en apenas unos días era capaz de salir solo al patio, llegar a la comida, el agua e incluso volver a meterse a su cama.


Tete siempre ha sido un perro muy fuerte, lo encontré en la carretera una noche a la salida del trabajo, bastante sucio y con muchos bichos, pero lleno de energía y muestras de cariño hacía mi. En un principio le intentamos buscar dueño, pero poco a poco se hizo parte de nuestra familia y sobra decir que encontró su hogar.
Inseparable de su amigo Lucho, nuestro otro perro con el que ha compartido muchos paseos, con el que a pesar de no tener ninguna relación lo aceptó desde el primer día.


Hemos pasado muy malos momentos viendo que no mejoraba la situación, quien tiene mascota saber que se quiere como uno más, y no resulta nada fácil ver que no está bien, la incertidumbre de no saber si mejorará se hace insoportable, aun sabiendo que no hay mucho mas que hacer, entras al veterinario con algo de esperanza, pensando que hay una fórmula mágica que aún no habéis probado.. pero nada de esto, todo es mucho  mas oscuro y descorazonador,  no hay nada que hacer.. nosotros salimos de la clínica veterinaria pero el nunca más lo hará.


 Con esta receta dulce quiero hacer un pequeño homenaje a esas mascotas que se desviven por nosotros sin querer nada a cambio, esas mascotas de miradas cálidas, cercanos, cariñosos.. a los que tan solo le faltan hablar y que tanto bien nos hacen. Allí donde estés Tete, siempre estarás con nosotros.  

La receta que publico hoy  la he sacado del blog "saboreandoparis", sencilla, requiere pocos ingredientes y muy rica, espero que os guste.
https://www.facebook.com/cocinaparapobres/




Ingredientes:
  • 1 racimo de uvas negras
  • 320 gr de harina
  • 75 gramos de azúcar 
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 15 gr de levadura fresca
  • 125 gr de agua tibia
  • 25 gr de mantequilla
  • sal 
Ponemos en un cuenco la levadura desmenuzada junto al agua tibia, movemos hasta que se deshaga la levadura. Añadimos el azúcar, una pizca de sal, la harina y la mantequilla. Amasamos hasta obtener una masa homogénea, queda un poco pegajosa. Dejamos reposar la masa aproximadamente 2 horas. 

Dividimos las masa en dos y estiramos uno de los dos trozos sobre una superficie enharinada, la colocamos sobre la bandeja del horno previamente forrada con papel de hornear. 


Colocamos sobre esta  uvas,  las cuales habremos lavado y cortado por la mitad, podemos poner tantas como deseemos. Espolvoreamos 2 cucharadas de azúcar. 


Estiramos la otra porción de masa y cubrimos con esta la base que tenemos en la bandeja, unimos los bordes para que nos quede mas bonito. Volvemos a colocar uvas y espolvoreamos otro par de cucharadas de azúcar.


Con el horno precalentado, horneamos  20 minutos a 200ºC, o hasta que quede doradita. 

6 comentarios:

  1. Vaya siento mucho lo de Tete, es muy triste perder a una mascota, te comprendo perfectamente, ains como me alegran a mi mis perras y mis gat@s, la coca de uvas me parece que tiene que estar muy rica, además de que me parece de lo más original,besos

    ResponderEliminar
  2. Mira por donde yo no he probado nunca un postre con uvas, pero ya le pongo remedio tomando un trocito de esta rica coca.

    ResponderEliminar
  3. Hola! gracias por tu visita :) La coca la encuentro genial y me la imagino muy buena, no he probado ninguna con uvas. Siento lo del perrito, te entiendo porque yo tb he tenido y se pasa fatal. Muchos ánimos!!!
    Besos :)

    ResponderEliminar
  4. Que buena se ve esta coca, te ha quedado genial con las uvas. Es una pena lo de tu perrito, se les coge mucho cariño y cuando se van se pasa mal.
    Besoss

    ResponderEliminar
  5. Me está encantando tu blog, a mi se me hace un mundo cocinar con el poco tiempo que tengo y estoy viendo muchas recetas ricas y sencillas, me van a sacar de más de un aprieto, mil gracias!
    Lamento la muerte de tu perro, yo he perdido a uno de mis gatos hace unos días, llevaba 18 años conmigo y lo noto muchísimo, es un dolor grande pero siempre pienso que si yo no lo hubiera recogido aquella noche, no habría vivido estos 18 años de cariño y comodidad; con tu perro habrá sido igual, le has dado una vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, la perdida de nuestras mascotas se notan bastante pero.. mejor recordar todos esos momentos felices que se comparten y recordarlos con alegría porque.. son tan buenos que merecen todo. Respecto a las recetas, me alegran que te gusten y espero que te animes a prepararlas, si tienes cualquier duda aquí me tienes a tu disposición, un saludoy feliz semana.

      Eliminar