miércoles, 25 de enero de 2017

Bizcocho de manzana, canela y avena

Hace una semana preparé este bizcocho y nos encantó. Bien es sabido que el sabor de la manzana y la canela, casa bastante bien, pues bien, además de esto, la manzana aporta una jugosidad al bizcocho bastante curiosa y los copos de avena un toque distinto en la textura que para mi es perfecto.


Intento dejar los "caprichos" para los fines de semana, pero os voy a confesar algo, justo hará algo má una hora que he terminado de hornear un bizcocho que improvisé y que está buenísimo..no es fin de semana, para nada,  Miércoles aún pero con la excusa de ir ahora a ver a mis padres y tomar café con ellos.. pues lo hice. Con estas medidas usadas en la receta se puede preparar un bizcocho grande, o dos más pequeños, siendo esta segunda opción la que elegí. 


Respecto al embarazo, seguimos bien, muy bien, resfriada aun, pero animada y feliz, mas cerquita e ilusionados cada día. Mañana nos toca consulta con la matrona, no se porque pero tengo la sensación de estar concursando en el programa de televisión "la báscula", se escucha tantas cosas respecto al peso en el embarazo... que voy siempre expectante a ver que sorpresa me llevo, aunque mi matrona no me ha dicho hasta ahora nada referente al peso, a ver que pasa mañana... están tan buenos  los bizcochos...
https://www.facebook.com/cocinaparapobres/

Ingredientes

  • 1 vaso y 1/2  de leche
  • 1/2 vaso de aceite de girasol 
  • 3 huevos
  • 2 vasos de azúcar
  • 2 vasos de harina de trigo
  • 1 vaso de copos de avena
  • 1 sobre de levadura química
  • 1 manzana grande
  • 1 cucharadita de canela en polvo
Pelamos y rallamos la manzana, la colocamos en un bol donde agregaremos los huevos, la leche, el aceite y el azúcar, mezclamos bien con unas varillas hasta que queden bien integrados todos los ingredientes.
Incorporamos entonces los copos de avena, la harina junto a la levadura y la canela, mezclamos bien.
Vertemos la masa obtenida en  un molde previamente engrasado y horneamos durante 45 minutos a 180 ºC  (con el horno previamente precanlentado) o hasta que al pinchar el bizcocho en el centro , el palillo salga limpio.

4 comentarios:

  1. Hola Magda pues haces bien de darte un capricho tambien a mitad de semana.
    Ya sabes que los bizcochos me encantan y este tiene una pinta y un corte divino, yo le tengo miedo a la avena por la cantidad de fibra que tiene, y tengo miedo que me siente mal, pero un dia de estos la probare.
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  2. Con manzana y canela que bueno!!
    Un saludito

    ResponderEliminar
  3. ¿Qué tal en la matrona? Uf! Yo me sentía fatal cada vez que me pesaba y eso que a mí sólo me creció la barriga y hacia finales del embarazo acumulé la grasa típica en las caderas y los muslos para tener reservas para la lactancia (que son las mismas que siguen ahí y que se van a ir ya de una vez por todas porque me he puesto seria con el tema porque aunque Lara sigue tomando pecho no creo que sean necesarias ya esas reservas) y ninguna vez me regañaron pero no veas cómo se ponían con otras embarazadas. Digo se ponían porque tenía revisión con la matrona y la ginecóloga que a cual más estricta con el peso.

    Y yo no me puedo quejar que mi ropa me servía perfectamente antes de cumplir la cuarentena ¿eh? pero esos tres kilillos que me quedan se tienen que ir ya que Lara cumple un año el mes próximo y ya es momento de decirnos adiós.

    No te apures. Durante el embarazo surgen antojos y es mejor satisfacerlos a estar todo el rato dándole vueltas. Y este bizcocho es como para no antojarse ja ja ja

    Disfruta mucho el tiempo que te queda, es la etapa más bonita del embarazo. Después... ya veremos lo que ocurre. Depende mucho del bebé y de la atención que requiera. Yo me decía que me organizaría para volver a correr muy pronto y por el momento no ha sido posible, pero cada bebé es un mundo. No te preocupes de lo que pueda venir, disfruta el presente.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  4. Un capricho dulce de vez en cuando como este bizcocho no puede ser malo, jaja. Un abrazo

    ResponderEliminar