martes, 14 de febrero de 2017

Pastel de mora y manzana

Si seguís mi blog sabréis que no soy de esas personas que celebren San Valentín, o al menos no como lo establecen los comercios, porque no me diréis que es un puro negocio todo lo que se mueve alrededor de este día del amor.
Sin ninguna duda creo en el amor, creo que es necesario en la vida y un pilar fundamental en ella, no hablo solo del amor de pareja, ya que esa misma pareja aparte de ser pareja es amigo, compañero, confidente, también hablo del amor a los padres, a los hermanos, a la familia, a todo aquello que nos apasiona y nos hace sentir vivos, todas esas cosas que sin darnos cuenta nos convierten en quien somos y sin ellas nuestra vida no sería igua.



Mi propuesta es valorar lo que tenemos, no es necesario comprar un caro regalo, no es eso reflejo ni muestra de nada, el cariño, el amor, el aprecio o la estima,  se demuestra en el día a día, un gesto, una mirada, una caricia, unas palabras,  estar cuando menos lo merecemos  o porque no, también podemos reflejarlo cocinando. 
Hoy celebramos que ya estamos en la semana 31 de embarazo, pronto, si todo va bien, tendremos a nuestro pequeño con nosotros, fruto de nuestro amor y amistad, lazo que nos unirá toda la vida, lazo que me nos hace muy feliz y  es muy deseado.



Hoy aprovecho para decirle a Hélder lo mucho que lo quiero, lo importante que es mi vida y lo feliz que me hace y soy a su lado día a día, agradezco esos abrazos que todo me  curan, su apoyo, sus ánimos, sus detalles... sin duda no puedo quejarme tengo todo lo que podía soñar.


Así que nada mejor para compartir todos estos pensamientos que una receta dulce, dulce y bastante buena. Aunque el libro de donde saqué esta receta lo titula como paste, no vendría tampoco mal llamarlo bizcocho, eso es lo de menos, lo importante es que el resultado es estupendo, jugoso y muy esponjoso, con una mezcla de sabores muy interesante. 
https://www.facebook.com/cocinaparapobres/ Ingredientes:
  • 350 gr de manzana
  • 3 cucharadas de zumo de limón
  • 300 gr de harina integral
  • 15 gr de levadura en polvo
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 175 gr de moras
  • 150 gr de azúcar
  • 1 huevo 
  • 200 ml de queso batido lihgt
  • 55 gr 
Ponemos al fuego la manzana previamente pelada y troceada,  junto al zumo de limón, dejamos hervir unos 10  minutos a fuego suave. Batimos  hasta obtener un puré y dejamos que enfríe.
Ponemos en un cuenco la harina tamizada, la levadura en polvo y la canela, añadimos 115 gr de moras junto al azúcar.
En el centro de los ingredientes hacemos un hueco y agregamos el queso, el puré de manzana y el huevo batido, mezclamos muy bien y ponemos la pasta obtenida en un molde previamente engrasado y forrado con papel de hornear.
Colocamos las moras sobrantes  sobre la pasta, hundiéndolas  en ella, espolvoreamos azúcar azúcar sobre la superficie y con el horno precalentado cocemos durante 40 -  45 minutos a 190 ºc.

6 comentarios:

  1. Un pastel bien rico, y la verdad es que con poco podemos demostrar lo importantes que son para nosotros nuestros seres queridos, como dices, no es necesario un regalo caro ni nada por el estilo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Que buena pinta¡¡ me ha encantado, besos

    ResponderEliminar
  3. Un pastel fácil y siempre bueno y apetecible.
    Bss

    ResponderEliminar
  4. Wow, Magda! Qué bizcochito más suculento... Me encantan las moras en los bizcochos porque se derriten y son como bombitas de placer... Qué ricas!

    Un saludo!

    http://micocinitadejuguete.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  5. Hola Magdalena! Ya tenía ganas de pasar por aquí porque sé que estás en el recta final de tu embarazo y quería enviarte mis mejores deseos de felicidad y bienestar para ti, el bebé, tu pareja y toda tu familia al completo. Os deseo lo mejor con todo el cariño. Tienes toda la razón cuando hablas del día de amor. Nosotrxs tampoco solemos celebrarlo mucho, sólo con un dulce, una manualidad o un detalle pequeño acompañado de un te quiero y un abrazo que desde que dejamos de ser dos para ser tres hacemos en familia e incluimos a otrxs familiares y amigxs que queremos mucho. El próximo año bien podíamos celebrarlo con este pastel, que por cierto, tiene que estar muy jugoso y rico. Cuídate mucho y, como se suele decir por aquí, desearte que tengas una horita corta. Un abrazo.

    ResponderEliminar