lunes, 13 de marzo de 2017

Tarta de cuajada de oveja

Me encanta empezar la semana con una  entrada tan dulce como las que comparto ultimamente, para la ocasión me he decantado por esta tarta de cuajada de oveja que preparé hará ahora casi un año por el 90 cumpleaños de mi abuela, el cual será de nuevo a finales de mes y para el que sin duda haremos una tarta, ya que no se cumplen 91 años todos los días y a ella que los pasteles que pierden, no hay mejor regalo que pueda hacerle. 


 Esta receta  es de un chef  francés, Georges Rousset, es una tarta que preparaba su abuela, la cual he sacado de uno de los libros de cocina que tengo en casa, en concreto  del libro "Culinaria Mundial" de la que ya he probado otras recetas y nos han gustado mucho, me encanta probar recetas de otros países, me fascina comprobar cómo con ingredientes tan comunes se pueden hacer platos totalmentes diferentes, por eso cada vez que tengo ocasión y he dado con alguna receta que me gusta, intento probar a ver que tal queda. 


Como podéis apreciar en las fotografías, la tarta tiene una pinta muy bien, la textura es bastante suave y cremosa, el sabor de la cuajada  de oveja le da un toque muy especial, también la masa aporta bastante a la receta, el cambio de textura, las ralladuras, el azahar.. para mí, una combinación perfecta. 


Como cada principio de semana, me apetece y me gusta compartir un poco mis emociones,  cada vez quedan menos semanas de embarazo, ya arrancamos la semana 35, aunque realmente tengo muchísimas ganas de que mi cuerpo vuelva a su normalidad, poder caminar sin esa pesadez, que desaparezcan los calambres las piernas, las molestias en la espalda.. se que voy a echar mucho, muchísimo esta sensación de notar a estar personita dentro. Diría que ahora es un momento mágico, está tan grande que asoman bultos por mi barrigota, sus pies, sus manos o codos..  que al estirarse se dejan ver, a mi me encanta aprovechar para acariciarlo, aunque no dura mucho, rápido los quita.. pero cierto es, que cada vez más son los momentos que puedo tocarlo y sentirlo con las manos.. y esto, se que lo vamos a echar de menos.. 
Ver como cuando Hélder le habla reacciona, responde y se mueve.. me parece tan bonito, me parece tan  sorprendente, pero siendo muy muy sincera, tenemos muchísimas ganas de conocerlo, hablo en masculino porque es un bebé, ya sabéis que no sabemos su sexo.
Pues eso, que tenemos muchas ganas de conocer a esta personita, pero también tengo ganas de vivir estas últimas semanas tan feliz y contenta como hasta ahora, con ganas de que llegue ese día que  le veamos la carita y podamos tenerlo en nuestras manos, pero sin prisa, todo a su tiempo, se que no estará eternamente dentro, así que, quiero disfrutarlo el máximo posible y después, a conocernos, aprender a entendernos, adaptarnos y sobre todo a disfrutar del  momento  que aunque soy consciente que será duro, también soy consciente que son épocas.
Después de  compartir un poco mis sentimientos con vosotros, ahora, si que si, os dejo esta receta que os animo a preparar, es bastante fácil y queda riquísima. Recordaros que podéis encontrarme en facebook : 
https://www.facebook.com/cocinaparapobres/


Ingredientes para la masa 

  • 250 gr de harina
  • 125 gr de mantequilla
  • 100 gr de azúcar
  • 1 huevo
  • 1 pizca de sal
  • la ralladura de una naranja
  • la ralladura de un limón
  • 3 cucharadas y 1/2 de agua 
Ingredientes para el relleno
  • 500 gr de cuajada de oveja
  • 4 yemas de huevo
  • 2 huevos enteros
  • 125 gr de azúcar
  • 1 cucharadita de agua de azahar
Ponemos en un cuenco la harina en forma de volcán, añadimos la mantequilla troceada en el centro, una pizca de sal , el azúcar, la ralladura de naranja, limón y 3 cucharadas y 1/2 de agua. Trabajamos con las manos la mezcla hasta obtener una masa homogénea,  formamos una bola y dejamos reposar 1h en el frigorífico.

Espolvoreamos un poco de harina sobre una superficie de trabajo y extendemos  con un rodillo la masa, hasta que quede muy fina, el diámetro de la masa debe ser más grande que el del molde.
Trituramos todos los ingredientes del relleno, reservamos. 
Forramos el molde con la masa, para que nos resulte más cómodo, enrollamos la masa alrededor del rodillo y la ponemos en el molde, de manera que los bordes sobresalgan bastante. Así, será más fácil cortarla.

Colocamos una lámina de papel de hornear sobre la masa y cubrimos la superficie con legumbres, cocemos con el horno precalentado a 175ºC durante 6 minutos.
Batimos todos los ingredientes  para el relleno : la cuajada, el azúcar, los 2 huevos, las 2 yemas y el agua de azahar,
Retiramos las legumbres, el papel vegetal y echamos el rellenos de cuajada de oveja encima de la masa caliente, horneamos a 140ºC durante 30 minutos.
Servimos a temperatura ambiente y  si lo deseamos acompañada de miel. 

7 comentarios:

  1. Felicidades por esa barrigota tan bonita, ya queda poco!!

    El corte de esta tarta se ve irresistiblemente rica!!!

    ResponderEliminar
  2. La,tarta se ve ideal, espero que tu abuela la disfrute este año sea la que sea la que le prepares, y como bien dices ya queda poco para tener a tu bebe en casa ,a si que disfrutalo de todas las maneras
    besitos

    ResponderEliminar
  3. Tiene una pinta extraordinaria la tarta y seguro que lo disfrutó mucho tu abuela al igual que la que le vayáis a hacer, ya te queda poquito para tener a tu bebé en lo brazos, y como bien dijo Mary virutillas de chocolate hay que disfrutarlo de todas las maneras,
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Que maravilla de tarta, nunca la probé con cuajada de oveja y tiene que estar divina, con un aspecto rústico que le va de maravilla. Que bonito momento estás viviendo, eso es lo mejor que te ha pasado, ser madre es lo más bonito del mundo, cuando lo tengas en los brazos se te caerá la baba, dan su trabajillo pero merece la pena muchísimo, una pareja sin hijos es un jardín sin flor y tu en nada esa flor la tendrás para siempre a tu lado...Bess

    ResponderEliminar
  5. Muy rica, seguro que desaparecio rápido de la mesa, besos

    ResponderEliminar
  6. Felicidades a tu abuela Magda. La tarta me encanta para mi tiene una pinta increíble, pero yo nuca he visto la cuajada de oveja, tengo que mirar cuando vaya al super.
    De tu embarazo ya no te digo nada jajjaja ya sabes que tengo unas ganas de ver la carita de mi sobrin@ jiji. solo digo que va a tener los mejores papas del mundo. y que os quiero un montón.
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  7. Qué entrada tan emotiva !
    Esos 91 años próximos hay que celebrarlos por todo lo alto y el embarazo es un estado único, al final, pesado, pero nos marca la existencia de toda una vida, a partir de ese momento, ya nada es igual , por supuesto para mejor !
    La tarta me encanta !!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar