lunes, 1 de mayo de 2017

Hojaldre con calabacín pollo y curcuma

¡Buenas! ¿qué tal estamos?  yo en una nube, aún asimilando la realidad, sorprendida al  mirar a nuestra princesa, aun me cuesta creer que todo esto sea real, y mira que he tenido tiempo hacerme a la idea durante los 9 meses de embarazo.. pero,  me parece mentira.






No se si a las lectoras que sois mamás os ha pasado lo mismo, entiendo que poco a poco esta situación será normalizada y será asimilada, pero estoy segura que nunca dejará de ser increíble.



Para mi sorpresa consigo sacar ratitos para ir redactando recetas, por suerte nuestra pequeña es bastante buena, y  aunque es cierto que paso muchísimo tiempo dándole el pecho, también hay horas que pasa durmiendo y si se aprovechan cunden bastante.



Ahora hablemos de la propuesta que os traigo hoy, una receta bastante rica y socorrida que  preparé para una cena con mis hermanos. El calabacín y el pollo casan bastante bien, son sabores agradables a los que la curcuma le da el toque perfecto. Además es un relleno diferente  con el que sorprender a cualquier paladar, os aseguro que no os vais a arrepentir y como siempre, os animo a probarla, ya sabéis, si hacéis esta receta podéis compartir la foto del plato en el grupo de facebook, pincha aquí para acceder a el y marca me gusta para no perderte ninguna publicación.

Ingredientes:

  • 250 gr de carne de pollo picada
  • 2 calabacines
  • 2 láminas de hojaldre
  • 1 cucharadita de curcuma
  • aceite de oliva virgen extra
  • 1 cebolla
  • sal
Ponemos al fuego  una sartén con un poco de aceite, la cebolla picada, a la que previamente hemos retirado la piel y los calabacines cortados en dados pequeños.


Dejamos a fuego suave  10 minutos, pasado este tiempo añadimos la carne de pollo picada, mezclamos y dejamos al fuego hasta que esta se haga, agregamos sal, una cucharadita de curcuma, movemos y dejamos un par de minutos al fuego.


Extendemos  una de las láminas de hojaldre sobre la bandeja del horno previamente forrada con papel de hornear, repartimos el sofrito sobre esta, sin llegar a los bordes, colocamos la otra lámina de hojaldre encima, unimos bien los bordes y horneamos con el horno precalentado a 180 grados hasta que el hojaldre esté dorado.




6 comentarios:

  1. Hola guapísima !!!
    Me alegro que la niña sea tan buena, eso ayuda bastante a controlar la nueva situación y disfrutarla plenamente.
    El hojaldre me gusta tanto, que con cualquier relleno te hago una fiesta, ésta no iba a ser menoss y me parece muy rico los ingredientes que combinaste.
    Besoes mi niña.

    ResponderEliminar
  2. Hola Magda que quieres que te diga que no te haya dicho ya... es algo maravilloso y mágico, ya sabes lo que pienso... y jamas se olvidara.
    Bueno el plato me chifla porque todos sus ingredientes me encantan, te ha quedado buenísimo, y por cierto hace tiempo que no como hojaldre.
    Besinos y uno enorme para la princesa.
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  3. La satisfacción más grande que se puede tener, los hijos!! disfruta de esa preciosidad de niña y de los ratitos que te deje libres que son pocos y así nos puedes enseñar estos platos tan ricos!!Besitos para la mamá y la niña.

    ResponderEliminar
  4. Ayer me acordé de tí pensando en que ya habrías tenido al bebé, los hijos son lo más maravilloso e incréble del mundo, me alegro mucho, en cuanto a la receta se ve deliciosa, como tu bien has dicho el calabacín con el pollo está muy rico y con la cúrcuma y el hojaldre delicioso.
    Besos para ti y para la niña.

    ResponderEliminar
  5. Creo que a todas nos ha pasado. Una nueva vida no deja de sorprendernos. Me alegro muchísimo de que tu pequeña sea tan buena y te deje tiempo libre. Yo aprendí a hacer maravillas en los pocos ratitos que Lara se dormía ¡y seguirás haciéndolo!

    Al principio dar el pecho puede parecer agotador (en mi caso era casi todo el día porque era lo único que le calmaba los gases) pero después lo echas de menos. Lara ha estado mamando hasta los 14 meses, hace sólo unos días que no quiere el pecho y se me hace raro no compartir esos ratitos de complicidad. Aunque parezca mentira porque tiene pocos días piensa que ya empiezan a llegar las últimas veces que haces algo con ella. Dentro de nada llegará la última vez que le curas el ombligo (si es que no se le ha caído ya) y así un montón de cositas... Aprovecha cada momento, que son únicos

    La receta muy rica y con una combinación de sabores que me encanta. La cúrcuma le da un sabor buenísimo

    ¡Besos mil!

    Por cierto ¡haz caso a tus instintos! si el cuerpo te pide comer, hazle caso. El parto y la lactancia son agotadores y si tienes que comer más lo haces ¡que no pasa nada! Yo a los cuarenta días casi ni tenía barriga (sin usar faja ni nada) y volvía a ponerme mis pantalones vaqueros.¡La de cajas de bombones que me tercié!

    ResponderEliminar
  6. Ya veo que Jimena te deja tiempo para que continúes con el Blog. Esto me alegra!
    Menuda pinta más rica tiene este plato. Se ve de lo más delicioso!!

    besos

    ResponderEliminar