Hamburguesa de bulgur y berenjena

Este año en el sur estamos teniendo muy buen verano, diría que es el menos caluroso en muchos años y ojalá se mantenga así, para poder disfrutar de estos largos días sin miedo a las altas temperaturas que nos haga quedarnos encerradas en casa porque Jimena no entiende si hace demasiada calor o no para estar en la calle y rápido empieza a señalar la puerta y a decir vamos, vamos. 

Ha crecido mucho en este año y tres meses, tanto que nos olvidamos que es un bebé, se mueve perfectamente por la casa, ahora hay que tener mil ojos, sobre todo cuando está callada, que miedo me da, ¿Jimena que estás haciendo??, hay un silencio, Jimena ven... pero no suenan pasos, me asomo y la veo con unos papeles en el suelo,  toqueteando el mando de la tele o poniendose la pantalla del vigilabebé  en la oreja como si fuera un teléfono. Le encanta toquetear todo, investigar y curiosear todo aquello que cae en sus manos.

Hamburguesas de bulgur y berenjena
Los niños son tan increíbles que me podría pasar horas hablando de ella, de situaciones que me sorprenden, de momentos que me llegan al alma, de momentos que quedarán grabado para siempre en mi, momentos que hacen que todo lo demás no importe... precisamente pensando en ella, y como ya he dicho en muchas entradas, pensando en su alimentación, inventé esta receta que nos gustó bastante. 

Hamburguesa de bulgur y berenjena

Aproveche que tenía berenjena asada para hacer baba ghanoush o crema de berenjena  y usé una para preparar estas hamburguesas, también se podría cocinar la berenjena al microondas, siendo mucho más rápido. Personalmente os recomiendo aprovechar cuando preparéis algo en el horno para asar unas verduras que nunca están de más y quedan muy ricas. 
Ahora si, os dejo la receta paso a paso y os invito a probar estas hamburguesas tan completas y saludables, aptas para dietas veganas. 

Ingredientes:
  • 2 vasos de bulgur cocido
  • 1 berenjena asada
  • 2 dientes de ajo
  • ½ cebolla
  • 1 zanahoria
  • 1 pizca de pimienta negra molida
  • sal
  • ½ cucharadita de pimentón dulce
  •  3 cucharadas de pan rallado

Elaboración:
  1. En una sartén hacer un sofrito con los dientes de ajo, la cebolla y la zanahoria, todo muy picado.
  2. Cuando las verduras tomen color, incorporar las especias y la berenjena asada sin piel y triturada, mezclamos y dejamos que se integren bien.
  3. Por último añadimos el bulgur, mezclamos y apartamos. Dejamos que repose la masa en el frigorífico hasta que esté fría, así tendrá más cuerpo.
  4. Con ayuda de las manos tomamos masa, damos formas a nuestras hamburguesas y hacemos bien por ambas caras.

Pollo con leche de coco


Hoy os vengo a proponer una elaboración sencilla  y muy socorrida pero no por ella menos buena. 
Se trata de un salteado de arroz integral con bulgur y trozos de pollo que os confieso me encanta, casualmente no hace demasiado que hemos introducido el bulgur en nuestra dieta, ha sido todo un descubrimiento, nutritivo, saludable, versátil y nos encanta.

Pollo con leche de coco
  
Para esta ocasión, preparé un salteado de los que no suele faltar en casa, es un salteado a base bulgur, arroz integral y pollo con un sabor bastante curioso.
Este salteado se prepara en tan solo 3 minutos con unas cucharadas de aceite, al microondas o a la sartén, como podéis imaginar se trata de un producto de los que preparan en Maheso, la única marca de precocinados que entra en casa.

Pollo con leche de coco

Nos comimos una bolsita entre mi pareja y yo, acompañada de pollo con leche de coco,  os cuento cómo preparé el pollo porque es muy fácil y casan perfectamente ambas propuestas.

  1. Picamos la cebolla y la pochamos en una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra.
  2. Añadimos pechuga de pollo troceado y dejamos que tome color.
  3. Incorporamos sal y leche de coco, cocinar hasta que esta reduzca y la salsa espese. 
  4. A comer, muy importante tener un trozo de pan para mojar porque está riquísimo. 


Bizcocho de manzana sin azúcar añadida ni lácteos



¡Hola a todos! ¿qué tal ha ido el mes de Junio, sin darnos cuenta estamos sumergidos  de lleno en el verano, un verano bastante diferente a lo que acostumbramos al menos aquí en el sur. Años pasados por esta fecha ya habíamos sufrido alguna que otra ola de calor  y este año parece que se va a retrasar un poco en llegar aunque me temo que no nos libraremos de ella, sería estupendo quedarnos como estamos aunque ya he podido ver en la predicción metereológica que la semana que viene sin ir mas lejos tendremos con nosotros los 40 grados. Por ello, ahora que aún se está medianamente bien y no da pereza encender el horno os dejo esta receta para preparar un bizcocho de manzana muy bueno que no lleva azúcar añadido ni lácteos, precisamente fué el otro dulce que preparé para mi cumpleaños, pensando en los más pequeños de la familia aunque finalmente comimos todos porque estaba buenísimo.

No se trata de prohibir, se trata de educar y  que sepan decidir de forma consciente. 

Si tenéis costumbre de leer mis entradas, sabréis de la importancia que le doy a la alimentación infantil, al consumo de azúcar y una buena base, creo que forma parte de la educación, no creo que haya que prohibir nada, de hecho habrá momentos en los que Jimena  coma si le apetece algo con azúcar pero en casa intentaré que cuanto menos mejor. Además ya sabéis que por mucho que le digamos a los niños, aprenden por imitación, así que no puedo decirle que no coma dulce con un trozo de tarta en la mano como en la otra entrada, donde lo reconozco, me pasé de la raya con tanta azúcar.
Volviendo al tema de la alimentación de mi hija, no os creáis que no se que será complicado, por ejemplo en Septiembre empieza en la escuela infantil, aunque no está apuntada en el comedor y a media mañana lo que les dan es fruta, se que cuando es el cumpleaños de algún niño, las madres con buena intención suelen llevar algo para compartir y muchas veces suele ser dulce. Estas situaciones, por mucho que quisiera, no estarán en mis manos, y ya que estamos, para las que me leáis que tengáis niños pequeños, os comento una idea que leí para estos casos y me gustó mucho.

Bizcocho de manzana sin azúcar añadida ni lácteos

En vez se llevar dulce a clase, la mamá del pequ@ lleva unos minicuentos, al final,  todos le salen por menos de 15 euros, ¿Qué os parece la alternativa?, eso o por ejemplo llevar un bizcocho casero de manzana como este que os repito está de vicio.
Yo emplee  como en recetas anteriores pasta de dátil para endulzar aunque una chica que le pasé la receta le añadió también pasas trituradas y queda muy rico también, como os podéis figurar, el sabor es más dulce que con la receta que yo os voy a dejar, en vuestras manos queda una u otra opción.


Si te gusta esa receta, no dejes de probar esta otra : Bizcocho de plátano sin lácteos ni azúcar añadido. 
https://www.facebook.com/cocinaparapobres/

Ingredientes:

  • 170 gr harina de trigo
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • pasta de 12 dátiles
  • 3 huevos
  • 40 ml bebida de avena
  • 2 manzanas
  • una pizca de canela
  • 30 ml de aceite de oliva virgen extra
Elaboración:
  1. Batimos los huevos junto a la bebida de avena y el aceite, cuando estén bien integrados añadimos la pasta de dátil y volvemos a mezclar. 
  2. Añadimos la harina tamizada junto a la levadura y la canela , removemos hasta obtener una masa homogénea.
  3. Pelamos las manzanas y las cortamos a dados, incorporamos a la masa y mezclamos.
  4. Por último vertemos la masa en un molde engrasado o forrado con papel de hornear y horneamos  durante 45 minutos a 180ºC, con el horno previamente precalentado o hasta que al pinchar el bizcocho en el centro el palillo salga limpio.

Recomendación:
  • Si observamos que aún queda bastante tiempo de horneado y nuestro bizcocho está dorado, lo cubriremos con papel de aluminio para evitar que se nos queme. 
  • A la hora de hornear el bizcocho debemos hacerlo sobre la rejilla, ya que permitirá el paso del calor por todas partes igual  por lo que obtendremos un mejor resultado de horneado.
  • Sí no sabes como hacer la pasta de dátil, puedes ver aquí la receta.