Revuelto de patatas con huevo versión ligera

¿Os gustan las patatas revueltas con huevo?, hoy he preparado una  adaptación de las clásica receta, sigo en mi línea, cocina sana, saludable, receta par disfrutar cada bocado sin remordimiento.
mucho más ligeras, baja en grasas y llenas de sabor.
¿Por qué optar por esta receta?, sencillo, queda realmente buena, se prepara en un abrir y cerrar de ojos y podemos saborear tranquilamente, incluso repetir.
Como ya vengo contando desde hace unos meses, desde que Jimena empezó a comer sólidos,  intento cocinar lo mismo para los tres. En ocasiones parece misión imposible adaptar un plato para que lo coma un bebé con 4 dientes aunque  con un poco de ingenio e imaginación, nada es imposible.

Revuelto de patatas con huevo bajo en grasas

Preparar un sabroso revuelto de patatas con huevo  de manera saludable es posible. 

¿Está adaptada esta receta para toda la familia?. Así es, además de no freír las patatas, que es algo que vengo haciendo desde hace ya bastante tiempo para evitar ese extra de grasa innecesario,  las patatas las hice hervidas en vez de cocinarlas en el microondas, ya vosotros elegís la manera que os resulte más cómoda.

Muy pronto os traigo una nueva receta que he preparado este fin de semana, donde ya os puedo adelantar que se trata de unos huevos rellenos, eso sí, no han sido con el típico relleno que suelo hacerlos normalmente, algo parecido pero con un toque distinto.
Esta última semana Jimena ha estado mala, ha tenido fiebre y gastroenteritis, lo hemos pasado regular, han sido unos días muy largo, un  virus bastante fuerte, el primero que ha pasado  desde su nacimiento. Por fin hoy parece que está bien, comiendo como de costumbre, con la vitalidad y alegria que la caracteriza.

Os cuento cómo preparar esta saludable receta para disfrutar todos de este revuelto de patatas.


Ingredientes: 
  • 4 patatas medianas
  • 3 huevos grandes
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 cebolla
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
Elaboración:
  1. Pelar y cortar las patatas en dados.
  2. Colocamos las patatas en una fuente apta para microondas, rociamos con un poco de aceite y movemos.
  3. Cubrimos la fuente con films transparente, cocinamos durante 5 minutos a máxima potencia.
  4. Con cuidado retiramos el papel transparente, movemos las patatas y cocinamos otros 5 minutos más.
  5. En una sartén con un  poco de aceite ponemos los dientes de ajo picados y la cebolla troceada, ambos sin piel.
  6. Cuando la cebolla se torne dorada, añadimos las patatas, sal y mezclamos. Dejamos cocinar unos minutos para que se mezclen los sabores.
  7. Batimos los huevos y los echamos en la sartén, removemos todo y dejamos que se hagan. Llegados a este punto solo queda estar pendiente y apartar según queramos quede más o menos hecho el huevo.


Bizcocho con nísperos

La receta de hoy la preparé hará cosa de un año,  tenía una cantidad considerable de nísperos maduros y contemplando la posibilidad de que se pusieran malos sin llegar a consumirlos, busqué una manera de emplearlos, esta fué una gran idea.
Ya sabéis que hago mucho hincapié en la dieta saludable, el deporte, los buenos hábitos...  también sabéis que me gustan los pasteles y hornear,  así que solo me hace falta una excusa para ponerme manos a la obra, aunque ahora, más que una excusa me hace falta tiempo porque con la niña es más difícil organizarse, nunca se sabe si cuando pretendes hacer algo se quedará dormida, me va a necesitar muy cerquita de ella, si surge algún otro imprevisto con el que no contábamos.. en definitiva, es todo impredecible.
Bizcocho con nísperos

Así que amig@s, si os aburre la monotonía, con un niño en vuestra vida eso va a cambiar de manera radical. En tan solo un año se experimentan  emociones y sensaciones que posiblemente no hayas vivido durante toda tu vida, al menos yo lo he vivido así, al principio parece que los días no terminan, las noches eternas, el bebé muy pequeño, tu inexperta, con mal cuerpo, cansada y aprendiendo a mantener la compostura; cuando te das cuenta, ha pasado un mes, dos, tres, empezamos con la alimentación complementaria, y ¡sorpresa!, su primer añito.


Bizcocho con nísperos

Hace un par de días, Jimena cumplió un añito, ahora al ver las fotos de este tiempo nos parece mentira el cambio tan grande que ha habido. Es vivaracha, inteligente, risueña, divertida, cantarina, curiosa, cariñosa, bromista, como dice el padre, no hay adjetivos suficientes para describirla, sin duda es la niña de nuestros ojos, de la que podría pasar horas hablando, pero por el momento lo dejamos aquí, os dejo la lista de ingrediente necesarios y la receta paso a paso para que lo preparéis en casa. 




Ingredientes:
  •  250 gr de nísperos sin hueso y sin piel
  • 100 gr de mantequilla con sal
  • 180 gr de azúcar moreno
  • 225 ml de leche semidesnatada 
  • 3 huevos
  • 70 gr de maizena
  • 300 gr de harina 
  • 15 gr de levadura

Elaboración:
  1. Cortamos en trozos pequeños los nísperos.
  2. Mezclamos con unas varillas la mantequilla a temperatura ambiente y el azúcar hasta que queden integrados. 
  3. Incorporamos la leche y los huevos, volvemos a mezclar.
  4. Añadimos la harina junto a la maizena y la levadura,  por último los nísperos troceados, mezclamos bien y vertemos el contenido en un horno previamente engrasado o forrado con papel  de hornear.
  5. Con el horno precalentado, horneamos a 180 º C, aproximadamente 45 minutos, debe quedar hecho por dentro.

Albóndigas de pollo y coliflor

Me gusta mucho probar sabores, inventar recetas y sorprender en casa, esta receta fué fruto de ella.
A mi me gustan mucho las verduras, no le hago feo a ninguna, ¿qué ocurre? que algunas verduras como la coliflor, solo las comía yo, hablo en pasado porque gracias a recetas como estas ya no hay nadie en casa que se pueda resistir a comerla porque os garantizo que estas albóndigas quedan muy ricas.
Albóndigas de pollo y coliflor

Además de su sabor tan agradable, tengo que decir a su favor, que por el contrario de algunas otras recetas que he probado de albóndigas al horno, estas  si quedan blandas y jugosas.
Otra cosa positiva a decir de ellas es que si queremos prepararlas sin sal, quedan muy sabrosas

Albóndigas de pollo y coliflor
Ahora, manos a la obra , vamos a preparar esta rica receta:

Ingredientes para 4 raciones:
  • 450 gr de carne de pollo picada
  • 350 gr de coliflor
  • 1 diente de ajo
  • perejil fresco
  • 1 cucharadita de curcuma
  • 1 cucharadita de pimienta negra molida
  • 3 cucharadas de pan rallado
  • sal
  • 1 cebolla
  • 2 manzanas
  • aove
  • sal
  • 3 patatas grandes
  • sal
  • pimienta negra molida
  • agua
  • aove
Elaboración:
    Albóndigas de pollo y coliflor
  1. Cocemos la coliflor al vapor 25 minutos, aplastamos con el tenedor y reservamos.
  2. Picamos el ajo y el perejil, mezclar  con la carne picada, el huevo, la especias, la sal, pan rallado y la coliflor que tenemos reservada.
  3. Con ayuda de las manos tomamos porciones de masa y damos forma redondeada. Las colocamos sobre la bandeja del horno la que previamente habremos forrado con papel de hornear.
  4. Con el horno precalentado horneamos a 180 ºC hasta que queden doradas.
  5.  Picamos la cebolla y la ponemos en una sartén con un poco de aceite, cuando empiece a tomar color añadimos las manzanas sin piel y muy picadas.
  6. Dejamos que cocine la manzana durante 10 minutos, cubrimos con agua y dejamos a fuego suave aproximadamente 20 minutos. Trituramos y reservamos.
  7. En un cazo con agua ponemos las patatas sin piel y troceadas a cocer hasta que queden tiernas, escurrimos el agua, añadimos un poco de aceite, salpimentamos y aplastamos con el tenedor. 
  8. Por último servimos las albóndigas acompañadas de salsa y puré.¡Buen provecho!


Para las albóndigas:

Para la salsa:
Para el puré de patatas:
Elaboración:




Arroz con verduras

Sigo con mis recetas saludables para toda la familia, sin duda así es mucho más sencillo planear el menú semanal que iremos siguiendo porque no me podréis negar que si hay que cocinar platos distintos para los  distintos miembros de la familia  todo se complica un poco más; y ya resulta bastante complicado llevar todo al día de manera medianamente decente como para dedicar tiempo extra en cosas como estas.



Esta receta surgió hace unos días aprovechando verduras que nos habían traído mis padres, de buena gana habría añadido también unas alcachofas  que  habrían quedado sensacional en esta receta pero resulta que a mi pareja no le gusta ( no sabe lo que se pierde).



Ingredientes
  • 1 vaso de arroz
  • agua
  • 1/2 puerro
  • 2 dientes de ajo
  • 2 tomates maduros
  • 1 trozo de pimiento rojo
  • 6 espárragos gruesos verdes 
  • algunas habichuelas
  • judías blancas
  • aove
  • pimentón dulce
  • cúrcuma
  • sal
Elaboración:
  1. Picamos los ajos y el puerro, los ponemos al fuego en una sartén con un poco de aceite junto al pimiento también picado. Cuando empiecen a tomar color añadimos los tomates rallados.
  2. Rallamos los tomates y los incorporamos en la sartén que tenemos el sofrito,  dejamos a fuego suave 10 minutos.
  3. Mientras tanto cocemos los espárragos a los que previamente hemos retirado la piel, yo usé el pelador de patatas.Dejamos cocer durante 10 minutos a contar desde que el agua rompa hervir. Pasado este tiempo escurrimos y reservamos.
  4. Añadimos unas habichuelas verdes troceadas y unas  judías verdes a la sartén, una cucharadita de pimentón dulce y otra de cúrcuma y una pizca de sal. Mezclamos y cubrimos con agua, dejamos cocer durante 20 minutos. ( Yo suelo comprar una bolsa de habichuelas y judías que vienen congeladas)
  5. Terminamos nuestra receta incorporando los espárragos troceados y el arroz, mezclamos , añadimos dos vasos de agua y cocemos 20 minutos. A disfrutar.

Si queréis ver el pelador de patatas que tengo en casa, el cual os recomiendo encarecidamente porque gracias a el ahorro bastante tiempo en la cocina, os dejo una imagen la cual al pinchar en ella os lleva a la web donde podéis comprarlo, no os vais a arrepentir.