Tortilla de patata, calabacin y cebolla

De nuevo con una receta sencilla y de 10, una receta que siempre triunfa y que admite muchas variantes, de hecho en mi blog hay alguna que otra receta de tortilla de patatas,sea como sea en casa gusta mucho.En esta ocasión la preparé para que la peque del a casa la probara,  de hecho, normalmente cuando hago tortilla de patatas no las frío, las hago en el microondas pero en esta ocasión y seguro que en muchas más, haremos  una excepción y las patatas serán fritas.

Parece mentira me nuestra pequeña esté comiendo ya lo mismo que nosotros, parece que fué ayer cuando nació y menos de 2 meses cumplirá su primer añito. Es increíble cuanto ha crecido, es muy alta y sigue igual de risueña como siempre. Es puro amor.
Hace un par de noches que está más inquieta de lo normal y hoy he sabido cual es la causa, le están saliendo las paletas de arriba y la pobre lo tiene que estar pasando regular, duerme encima mía toda la noche, al menos se siente relajada y tranquila. Nosotros también descansamos así que todos contentos. 
Ya os iré contando  como seguimos y por supuesto iré compartiendo las recetas que estoy probando con ella porque son muy interesantes. Gracias por leerme y hasta la próxima. 
https://www.facebook.com/cocinaparapobres/

Ingredientes
  • 3 patatas grandes
  • 1 calabacín
  • 1/2 cebolla
  • 4 huevos grandes
  • Aceite

Pelamos las patatas y el calabacín, los Cortamos en dados pequeños. Retiramos la piel de la cebolla y la picamos.
Vamos friendo las patatas en abundante aceite calienta, controlando que la temperatura de este no sea demasiada alta para que las patatas se hagan bien por dentro y no queden secas. Unas vez fritas dejamos sobre papel absorbente para retirar exceso de aceite. Freímos también el calabacin y la cebolla.
Batimos los bien los huevos y los mezclamos con el resto de ingredientes, vertemos la mezcla en una sartén (que no esté arañada para que no se nos pegue) con un poco de hacerte, al principio dejamos ea fuego medio y después bajamos a fuego suave, dejamos unos minutos y con cuidado damos la vuelta a la tortilla para que se ha por ambos lado.
*nosotros hemos preparado la tortilla para pasar el día fuera, lo que hice apartar un cazo de la mezcla y hacerlo para Jimena. Al resto añadí un poco de sal para nosotros.

Hummus de garbanzo

La receta de hoy es muy  sencilla, nutritiva y sabrosa, una forma más de comer legumbres . Ideal para compartir, un aperitivo original, que gustará desde el más pequeño al mayor de la casa.
Ya sabéis que nuestra pequeña Jimena come muy bien, todo lo que le ofrezco le gusta, y el humus no iba a ser menos, aproveche la semana pasada un ratito para prepararle humus por primera vez, porque aunque parezca una tontería, me encanta prepararle comidas nuevas y ver como las sabores. 



Es todo un espectaculo verla, disfruta de lo lindo, además de experimentar con las texturas. Sin ninguna duda estoy muy satisfecha de habernos decididos por el método blw para su alimentación, si en el futuro tenemos otro bebé sé que repetimos experiencia porque aporta muchísimos beneficios. 



Para cualquier duda o sugerencia puedes contactar conmigo, que estaré encantada de atender. Por último recordar que también estamos en facebook, en la siguiente dirección : 
Ingredientes:
  • 500 gr de garbanzos cocidos
  • 2 cucharadas de tahini
  • 2 cucharadas de aove
  • un poco de comino
  • el zumo de un limón
  • 2 dientes de ajo
  • sal
Ponemos todos los ingredientes es en vaso de la batidora y batimos hasta obtener una crema homogénea. Añadimos un poco de agua para hacer la crema más suave si fuera necesario. Al servir decoramos con un poco de pimentón dulce y aceite de oliva virgen extra. 

Caldereta de ternera con puré de patatas

Este plato es uno de esos que nunca han faltado en mi vida, siempre han sido mis padres los que lo preparaban en casa, de hecho si no me equivoco, normalmente era mi madre quien lo borda pero mi padre también cocina bastante bien, así que ahora mismo me asalta la duda. A lo que iba, este plato siempre ha estado en el recetario familiar, es un plato de esos que siempre apetece,  con mucho sabor, reconfortante y que al independizarme con mucho amor he preparado a mi querido Hélder y ahora con mucho amor lo hago también para Jimena, tan sencillo como dejar la sal para el final y apartar su comida antes.

Hay una carnicería cerca de casa donde tienen muy buenos productos, y sobre todo, lo mejor es que le cuento al carnicero lo que quiero hacer y me recomienda la piza que debo usar, o si quiero algo mas especial, sin problema me lo prepara, nada que ver con la carne envasada de los supermercados.
Un trato más cercano y personalizado  que sin duda agradezco y hago por mantener. Para esta ocasión, el carnicero me recomendó usar cadera y el resultado ya podéis verlo, riquísima caldereta nos hemos comido.

Ingredientes
  • 800 gr de carne de ternera para guiso 
  • 4 dientes de ajo
  • 2 ermosos tomates de pera maduros
  • 2 zanahorias
  • 1/2 cebolla
  • 1/4 de pimiento verde de asar
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 1 cucharadita de comino
  • 1 cucharadita de tomillo
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra 
  • 4 patatas medianas 
  • agua
Ponemos la olla al fuego con un poco de aove, añadimos los ajos con piel, media cebolla sin piel troceada y el pimiento también cortado, dejamos a fuego medio hasta que empiecen a tomar color; entonces incorporamos los tomates sin piel cortado en dados, mezclamos y  dejamos sin prisa a que el tomate se haga bien.
Añadimos  un poco de agua y pasamos la mezcla por la batidora, incorporamos la carne de ternera, las especias y un poco de sal, agregamos  agua hasta que la carne quede cubierta un par de dedos. 
Cocemos durante 1 hora, a contar desde que se cierra la válvula, pasado este tiempo dejamos que salga todo el vapor de la olla, abrimos y añadimos las zanahorias sin piel troceadas. Tapamos la olla de nuevo y cocinamos 15 minutos más. 
Si cocinamos la carne en otro tipo de olla, el tiempo de cocción cambia, el resultado debe ser una carne muy blanda, que se deshaga. 
Para acompañar  la carne hemos preparado una sencillo y sabroso puré de patata, para ello cocemos las patatas sin piel y troceadas, en abundante agua con un poco de sal. Una vez las patatas estén tiernas las aplastamos con un tenedor, añadimos aove y listo.

Huevos a la flamenca

Al pensar en esta receta, tenía en mente participar en un reto mensual que me gusta mucho participar, organizado por la cocina ts, como ando un poco despistada, se me ha pasado la fecha tope para enviar mi propuesta, no por ello dejaré de compartir este rico plato que tenía para la ocasión.


La idea de este mes era elaborar una receta típica de Andalucía,  sin más, me puse a mirar recetas típicas de Sevilla que no fueran las "típicas" que suelo comer en casa. Parece mentira, que con lo que me gustan este tipo de platos nunca lo hubiera hecho, si señores, no había comido unos huevos a la flamenca, tengo delito.  Nunca es tarde si la dicha es buena, prometo que repetiremos porque me ha gustado muchísimo, hasta la peque de la casa comió su versión adaptada.


Ir preparando pan porque este plato  lo pide, a disfrutar con este regalo para el paladar y feliz fin de semana.
No olvides seguirme en facebook : https://www.facebook.com/cocinaparapobres/

Ingredientes
  • 150 gr de guisantes
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 cebolla
  • chorizo
  • 2 patatas grandes
  • salsa de tomate casera (puedes ver la receta aquí)
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • 1 huevo por comensal
  • pimentón
Cocemos los guisantes en agua hirviendo durante 10 minutos, también podemos usar guisantes de lata, en ese caso no es necesario cocerlos.
Pelamos las patatas, las cortamos en dados, la colocamos en un cuenco apto para microondas, añadimos sal, aceite, mezclamos y cocinamos 5 minutos en el microondas, pasado este tiempo movemos y si es necesario porque no están aún las patatas blandas volvemos a poner otros 5 minutos. Reservamos. 

Sofreímos la cebolla bien picadita en una sartén con un poco de aceite, aproximadamente a los 10 minutos añadimos el ajo picado, dejamos a fuego suave  aproximadamente 15 minutos.
Añadimos  las patatas , el chorizo cortado en rodajas y un poco de pimentón dulce, mezclamos y dejamos que se cocine para que el chorizo suelte su grasa y se mezclen los sabores.
Incorporamos entonces la salsa de tomate, en mi caso casera,   y los guisantes,  dejamos que se cocine a fuego lento y mientras tanto freímos un huevo por comensal.

Arroz con curcuma

Como siempre he dicho, me encanta el arroz, admite tantas posibilidades como imaginemos, en casa siempre triunfa, desde un arroz blanco cocido a platos más sabrosos como este que por cierto os animo a probar por su buen resultado y sencillez, vamos con la receta.


Si quieres también puedes seguirme en facebook 

Ingredientes para 2 personas:
  • 1 vaso de arroz
  • 3 vasos de agua
  • 2 tomates maduros
  • 1/2 zanahoria
  • 2 dientes de ajo
  • un trozo de pimiento verde
  • 1/2 cebolla
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 1 cucharadita de curcuma
  • jamón serrano 
  • 1/4 pechuga de pollo
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra
Ponemos al fuego una sartén con un poco de aove, sofreímos los ajos, la cebolla, el pimiento y la zanahoria, todo muy picado. Cuando esté sofrito tomando color, incorporamos los dos tomates sin piel picados muy pequeños o bien rallados, dejamos al fuego hasta que se fría también el tomate, veremos que pierde jugos. 
Añadimos el pimentón y la curcuma, mezclamos, dejamos unos minutos y añadimos un poco de agua, sal y dejamos cocer. 


Ponemos ahora el arroz, la pechuga de pollo cortada en dados y el jamón picado, mezclamos, dejamos unos minutos al fuego para integrar sabores y por último añadimos 3 vasos de agua. 
Una vez rompa a hervir cocemos  20 minutos aproximadamente o el tiempo indicado por el fabricante, ahora tan solo falta saborear este rico plato que espero os guste tanto como a nosotros.