Focaccia

Hace ya  mucho tiempo que tenía ganas de probar la focaccia, tenía dos posibilidades, la primera y más fácil, comprarla en cualquier supermercado  y la segunda un poco más entretenida pero sin duda alguna siempre mejor opción, prepararla casera.
La focaccia una receta tradicional italiana, es un tipo de pan plano condimentado un poco a gusto, hay quien le pone hierbas aromáticas, aceitunas o como en nuestro caso tomatitos y albahaca.

Focaccia
Sin saber porque, desde la primera vez que vía y me llamó la atención una foccacia no ha sido hasta hace unos días cuando la probé por primera vez y por cierto, elaboración casera.  ¿os lo podéis creer?
Por eso, este mes para el resto del #asaltablog no he dudado en traerme esta receta del blog de evaenpruebas, cocina que este mes ha recibido un curioso asalto y del que sin duda me he traído una deliciosa.

Focaccia

A continuación os dejo la lista de ingredientes para que también en casa podáis disfrutar esta delicia pero antes me gustaría recordaros que estoy en facebook e Instagram.

Ingredientes:
  • 300 hr de harina de trigo
  • 195 ml de agua tibia
  • 15 gr de levadura fresca
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra
  • albahaca
  • tomates cherrys
Elaboración:
En un cuenco ponemos la harina, desmenuzamos la levadura fresca y la añadimos también junto al agua tibia y una cucharadita de sal.
Mezclamos bien hasta obtener una masa homogénea la cual amasaremos durante 10 minutos.
Hacemos una bola con la masa y la dejamos reposar en el cuenco tapado con un paño durante 40 minutos.
Focaccia

Amasamos la masa para eliminar el aire y la pasamos a la bandeja del horno previamente forrada con papel de hornear y con un poco de harina.
Con ayuda de las manos extendemos la masa y le vamos dando forma.
Decoramos con unas hojas de albahacas y tomates cherrys, terminamos añadiendo sal y un buen chorro de aove.
Focaccia

Tapamos la foccacia con un paño y dejamos reposar nuevamente otros 40 minutos.
Con el horno precalentado a 200 grados durante 10 minutos, horneamos durante aproximadamente 25 minutos nuestra focaccia, esta debe quedar con un color tostado.


Masa de pizza casera al pimentón

Masa de pizza casera al pimentón, un sabor único que tienes que probar. 

¡Que frío está haciendo estos días!, es lo que pienso justo antes de escribir esta receta de masa de pizza casera, y es que al lado del horno encendido no se está tan mal, además el olor que desprende conforme empieza a hacerse la masa es de lo más apetecible ¿no os parece?
En casa hubo una época en la que los sábados noches eran los sábados de la pizza, siempre preparaba pizza casera para la cena, cambiado receta de la masa, ingredientes para condimentar y dando toques diferentes en cada ocasión, poco a poco fuimos perdiendo la costumbre y desde que nos estrenamos como padres dejamos de lado completamente el hacer pizzas caseras. Os podéis imaginas, padres novatos, bebé que no viene con libro de instrucciones, la adaptación, las hormonas.. toda una experiencia  en la que dedicaba poco tiempo a cocinar.


Una vez pasaron los meses y no sentimos más cómodos con la nueva situación, ya podía permitirme pensar en platos nuevos, otra cosa era tener tiempo físico para ello..y lo cierto es que hacer masa de pizza casera no es nada difícil ni requiere mucho tiempo pero a mi, una vez que me pongo me gusta hacerlo todo casero incluida la salsa y siempre no eran las situaciones propicias para ponerme a ello.
Una vez que nuestra retoño empezó a comer y ya tomaba derivados lácteos con mucho amor y mucha ilusión preparé esta pizza con un toque bastante especial de pimentón, os aclaro que es muy importante usar un buen producto porque sino, el sabor del pimentón en la masa no se aprecia.


Ingredientes para la masa: 

  • 200 gr de harina de trigo
  • 15 gr de levadura fresca
  • 150 gr de agua tibia
  • 15 gr de aceite de oliva virgen extra (aove)
  • 2 cucharadas de pimentón dulce. 
  • 1 cucharadita de sal
Condimentos: 

Elaboración:
  1. Desmenuzamos la levadura fresca, la mezclamos con la harina y el pimentón.
  2. Disolvemos la sal en el agua y la mezclamos con la harina y el aove.Trabajamos la masa hasta obtener una masa suave y manejable. 
  3. Dejamos reposar durante 30 minutos.
  4. Trabajamos la masa sobre una superficie enharinada y con la ayuda de un rodillo extendemos la masa, depende de nuestros gusto la dejaremos mas o menos fina. 
  5. Forramos la bandeja del horno con papel de hornear y colocamos sobre esta la masa de pizza, la cubrimos con salsa de tomate


  1. Forramos la bandeja del horno con papel de hornear, colocamos la masa de pizza y  cubrimos con salsa de tomate casera, repartimos unos trozos de mozzarella sobre la base, calabacín , cebolla y pimiento, todo picado.
  2. Horneamos a 200 grados con calor arriba y abajo hasta que esté dorada,  antes de servir añadimos un chorrito de aceite de oliva y aguacate troceado.

Arroz meloso con calabaza

Plato de 10 con ingredientes comunes, saludable, fácil y sobre todo lleno de sabor. 

Estaba deseando compartir esta receta de arroz melosos con calabaza que hemos comido esta semana pero os confieso que con este frío me da mucha pereza ponerme con el ordenador, ya que  el que tengo es de sobremesa, está apartado de la estufa y estos días está haciendo una rasca curiosa.
Así que hoy ya no he podido dejarlo pasar,  tengo algunas recetas nuevas que he preparado estos días, nos han gustado tanto que estoy deseando publicarlas, me siento impaciente por sacarlas a la luz para que podáis disfrutarlas.
Olvidaba mencionar que hace unos días, visitando otros blogs ví una receta parecida a esta que fue la que me inspiró a preparar este plato, yo la he adaptado para comerla todos en casa. Podéis ver si queréis la receta original en el blog de sopaypilla.


Una de ellas es esta receta de arroz meloso con calabaza asada al horno con un toque de tomillo, si vosotros queréis complicaros un poco menos podéis cocer la calabaza al vapor, al microondas o en agua, lo que más fácil os resulte y después añadir un poco de tomillo ¿fácil verdad? 😏.

Ingredientes para 3 personas:
  • 120 gr de calabaza
  • 1 puerro
  • 3 dientes de ajo
  • 1/4 de cebolla
  • 1 vaso y medio de arroz
  • tomillo
  • cúrcuma
  • sal
  • queso emmental rallado
  • caldo de verduras (8 vasos aproximadamente)
  • aceite de oliva virgen extra (aove)

Elaboración
  1. Pelamos troceamos y cortamos en dados  pequeños la calabaza. La asamos al horno con un poco de aove  y tomillo hasta que quede tierna, aproximadamente 20 minutos a 180 º.
  2. Ponemos una cacerola al  fuego, añadimos aove, los ajos y el puerro, ambos bien picados.
  3. Cuando estos tomen color incorporamos la calabaza, salteamos un par de minutos.
  4. Agregamos el arroz y la mitad del caldo de verduras ya caliente, cúrcuma  y un poco de sal. Removemos el arroz y vamos controlando  que no se quede sin caldo. Conforme consuma el caldo vamos agradando mas, si fuera necesario añadimos algo mas de los 8 vasos.
  5. En los últimos minutos de cocción añadimos el queso  rallado y listo.
  6. A disfrutarlo y ser muy felices. 


Croquetas de acelgas al horno

Una receta con acelgas que triunfa, nada como unas croquetas caseras.

Primera receta del 2019, una receta con acelgas rica y muy fácil de preparar. ¿A quién no le gustan las croquetas? aún no conozco a nadie que no les guste, es una receta tradicional pero a su vez admite tantas posibilidades que hasta croquetas de chocolate he visto  por ahí. Por lo pronto me quedo con las versión salada, llamarme clásica si queréis, pero una croqueta de chocolate ya me parece demasiado, no se, para mi es como quitarle todo el encanto.

Croquetas de acelgas al horno

Croquetas de gamba y puerro,  croquetas de queso roquefort y nueces o  croquetas de patatas y jamón son algunas de las recetas que puedes encontrar en mi blog.
No que decir tiene que podemos hacer croquetas practicante de cualquier cosa, es sin duda una manera estupenda de aprovechar restos de comida; en mi caso por ejemplo, ha sido la manera en la que Jimena se ha animado a comer acelgas. Ella come muy bien pero las espinacas y acelgas, al menos salteadas no le gustan nada, así que pensando como prepararlas, intentando pensar  alguna receta con acelgas que la conquistara pensé en estas croquetas y os puede decir satisfecha que he acertado. 

Croquetas de acelgas al horno

Siempre me ha emocionado mucho la idea de poder cocinar con ella, casi sin darme cuenta poco a poco cada vez compartimos mas ratitos en la cocina, aún es muy pequeñas, solo tiene 20 meses pero tiene muchas ganas de aprender y mucha actitud, y a mi me encanta compartir estos ratos con ellas.
Cosas tan simples como preparar una bandeja de patatas al horno se convierte es una aventura y ya rebozar las croquetas, ni os imagináis, madre mía, la que ha liado. Todo su afán era poner pan rallado en el huevo batido 😏 ha llegado pan rallado hasta el salón, pero hemos pasado un rato muy ameno. 
Espero que disfrutéis estas croquetas tanto como nosotros, al horno o fritas quedan riquísimas. Besitos y a ser muy felices.
No olvidéis que me podéis encontrar en facebook.

Ingredientes:
  • 1/2 cebolla
  • 2 diente de ajo
  • 50 gr de harina
  • 50 ml de leche 
  • 250 gr de acelgas congelada
  • Nuez moscada
  • Pan rallado
  • Huevo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • pimienta negra molida


    Elaboración:
    • Si usas acelgas congeladas para la receta no es necesario descongelar para cocerlas. Cocemos durante 8 minutos a contar desde que el agua rompa a hervir.
    • Sofreímos los dientes de ajo y la cebolla en una sartén con un poco de aceite de oliva. Cuando la cebolla esté transparente, añadimos la harina y una vez esta esté tostada, sin dejar de mover añadimos la leche caliente.
    • Removemos hasta obtener una crema espesa, y sin grumos, en el caso de que nos queden grumos siempre podemos pasar la batidora.
    • Agregamos nuez moscada, sal , pimienta, y las acelgas, movemos y dejamos cocinar unos minutos. Apartamos la masa y dejamos enfriar.
    • Damos formas a las croquetas y las rebozamos pasándolas por pan rallado, huevo y de nuevo pan rallado.
    • Colocamos las croquetas sobre la bandeja del horno previamente forrado con papel de hornear y cocinamos a 200 grados hasta que queden doradas.
    • También se pueden preparar fritas, siendo esta opción menos saludable, esto ya depende del gusto del consumidor. 
    Para terminar os dejo una foto de mi ayudante favorita ;) , muchas gracias por leerme y hasta la próxima entrada, besos.